LAS DOS CARAS DE LA MONEDA

Voy a tratar de dar respuesta a todos aquellos que no tenéis muy clara cuál es la diferencia entre un fisioterapeuta y un osteópata. Lo cierto es que esta pregunta es un cenagal bastante enfangado por muchos motivos, el primero de ellos es que hay una absurda rivalidad entre las dos profesiones ¿Qué por qué? ¿Leíste mi post anterior? Si, ese, el de Poderoso Caballero . Pues efectivamente amigos, el primer y principal punto de discrepancia es el económico, aunque no es por eso por lo que digo que es una pregunta peliaguda, bueno la pregunta no tiene nada de particular, de hecho, es bastante razonable. La respuesta es el auténtico cenagal. Veamos por qué.

A menudo leemos en todo tipo de publicaciones, en prensa, blogs y páginas web de todo tipo, como los profesionales de la salud nos enfrentamos unos a otros por el concepto de salud. Incluso algún que otro personaje público, sale en las noticias ejerciendo de abogado del diablo y haciendo alarde de la misma sensatez que conocimiento (leer nota al final del post).

Lo que en realidad nadie cuenta, es que el enfrentamiento no es ideológico, ni siquiera está fundamentado en la salud, tristemente está fundamentado en el dinero. La cuestión es simple y llanamente que nuestra salud no debería ser un arma arrojadiza usada por intereses económicos de los profesionales, ni de las multinacionales, ni para que los políticos hagan campaña con ella.

Aún recuerdo cuando empecé en la osteopatía y trataba de intercambiar conocimientos y experiencias con los fisioterapeutas que iba conociendo. De aquellas, yo era un joven enamorado de mi profesión, con más ilusión que experiencia y con muchas ganas de seguir aprendiendo, aunque ahora que lo pienso, lo único que ha cambiado es que tengo 20 años más y ya no soy tan joven. Bueno, eso y que ya no tengo pelos en la lengua. El caso es que los profesionales que me encontraba y de los que quería beber de su experiencia y crecer como terapeuta, me trataban con desprecio en el mejor de los casos, en el peor, con abierta hostilidad, llamándome intrusista profesional y otra serie de barbaridades.

Hoy por hoy, la mayoría de los fisios que conozco, son osteópatas o están estudiando osteopatía y la mayoría de ellos me preguntan cuando tienen alguna duda osteopática, que por supuesto contesto con gusto, porque con el tiempo, aunque muchos no lo reconozcan, se han ido dando cuenta de que no éramos los osteópatas los que hacíamos funciones que no eran de nuestra competencia.

Afortunadamente esta visión, al menos en la mayoría de los fisios con los que tengo relación, ha cambiado bastante y entienden que hacemos trabajos bien diferenciados, al menos para los profesionales, ya que entiendo que el público en general, tenga dudas de que diferencia a un osteópata de un fisioterapeuta, porque durante muchísimos años se ha negado la eficiencia de la osteopatía, bien por desconocimiento, o bien por algún interés evidente. Ahora los fisioterapeutas tienen un master de osteopatía (esa que era un engañabobos), y aunque el Colegio de Fisioterapeutas como organismo, siga tratando de menospreciar el trabajo de todos aquellos que llevamos en la profesión todo este tiempo, mucho más que ellos, en mi caso 20 años, pero no soy de los que más tiempo lleva en España, os lo aseguro. Por desgracia, como buenos españoles y como diria Reverte “el español, decidida la estocada que ha de dar, la ejecuta así lo hagan pedazos” .

Pero vamos al lío, que me enrollo yo solo. Empecemos por ver que dice Wikipedia (enciclopedia de referencia del siglo XXI) que es un fisioterapeuta:

Un fisioterapeuta es un profesional de la salud experto en el diagnóstico, prevención y tratamiento de múltiples dolencias patológicas que son tratadas mediante técnicas terapéuticas no farmacológicas. Estas técnicas terapéuticas pueden ser: Electroterapia, terapia con luz, terapia del movimiento, terapia del calor, frío y agua, como otras muchas más.

Así, como que no dice gran cosa la verdad, de hecho, dice algunas cosas que son hasta incorrectas (según la legislación), puesto que el único experto en diagnóstico es un médico (según la legislación, insisto). Veamos que dice que es un osteópata (me encanta Wikipedia, me río mucho leyéndola… a veces):

Los practicantes de la osteopatía se conocen como osteópatas o médicos osteópatas.

Bueno… así es Wikipedia.

Disculpad la broma, aunque lo cierto es que, si pones osteópata en Wikipedia, te remite a lo que, algún lumbreras, sin conocimiento y sin ninguna objetividad (poderoso caballero), ha decidido publicar en Wikipedia lo que para sus intereses es la osteopatía (os he dejado el hipervínculo por si queréis leer sandeces), pero claro, intenta tu hacerle llegar a Wikipedia que el artículo de ese señor es ofensivo, incorrecto, desactualizado, está politizado o simplemente falso…en serio, inténtalo.

Eso sí, Wikipedia se lava las manos con una nota en pequeñito en un lateral, a la que os dejo el enlace, https://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Aviso_m%C3%A9dico que ya está bien de perder el tiempo con Wikipedia. En temas médicos es preferible remitirse a la OMS (Organización Mundial de la Salud) y en cualquier otro tema es mejor remitirse a cualquier web especializada antes que a bulopedia.

Bueno, ahora ya en serio y sin ironías, hablemos de lo que es un fisioterapeuta y un osteópata en España, esto es importante, porque como veréis más adelante, el mundo es muy grande y hay diferentes normativas.

Un fisioterapeuta es un profesional que ha cursado estudios universitarios de fisioterapia, en mi generación estudiaban tres años, aunque desde el plan Bolonia son cuatro. Su programa educativo se basa en la rehabilitación, que no es sino la recuperación (o la adquisición) funcional del aparato musculoesquelético ¿y esto que significa? Pues muy sencillo, imaginad que nos hacen una operación de menisco, pues el encargado de hacer que recuperemos la movilidad tras la operación por medio de masoterapia local (masaje en la zona, para que nos entendamos) y ejercicios de movilización y fortalecimiento para que volvamos a adquirir la masa muscular perdida por la inactividad, es un fisioterapeuta.

Si a un familiar le da un ictus y le produce una hemiplejia (se paraliza un lado del cuerpo), el que le va hacer recuperar las funciones motoras es, sin duda, un fisioterapeuta, labor por cierto, bastante importante ya que hace que el paciente vuelva a establecer las conexiones neuronales necesarias para poder recuperar la movilidad.

No se si habéis visto alguna vez el resultado después de que un paciente con hemiplejia por íctus pase por las manos de un buen fisioterapeuta, pero os aseguro que es impresionante ver el antes y el después, y más aún la paciencia, el cariño y la dedicación con la que trabajan estos PEDAZO DE PROFESIONALES, así, en mayúsculas, negrita y subrayado.

Ya sabemos cuál es la función principal de un fisioterapeuta ¿verdad? la rehabilitación. Entonces ¿Qué demonios es un osteópata?

Me encanta que me hagas esa pregunta, aunque voy a intentar refrenarme y daros la versión corta, porque al final siempre que me preguntan esto me enrollo.

Un osteópata es un profesional que ha cursado cinco años de estudios NO* reglados (en España) de osteopatía. El programa educativo se basa, los dos primeros años, en aprender las técnicas de restablecimiento y recuperación funcional del sistema musculo-esquelético a través de técnicas de relajación miofascial (si, es propia de la osteopatía, aunque otro sector se lo quiera apropiar), elongaciones pasivas (que te estiro los músculos vamos), masoterapia (masaje) y Thrust o manipulaciones articulares (eso que hace que te crujan las articulaciones). El tercer año es osteopatía visceral (casi merece un post independiente, pero resumo) y va enfocado al mismo restablecimiento y recuperación de movilidad y motilidad (movimientos involuntarios) pero esta vez de la zona visceral. El cuarto año es osteopatía sacro-craneal que, si el visceral merece un post aparte, algún día os contaré como el año de sacro-craneal casi me hace tirar la toalla. El caso es que la osteopatía sacro-craneal se basa en restablecer la movilidad a través de una técnica manual, sutil y de efecto profundo para ayudar a detectar y corregir los desequilibrios del sistema cráneo-sacral que puedan ser la causa de disfunciones sensitivas, motoras o neurológicas (para éste no tengo aclaración fácil, ya os haré un post si me lo pedís).

Es lo más corto que he podido, lo siento.

Ahora bien, si hay dos labores tan diferenciadas… ¿Por qué hay tanta controversia? ¿Por qué los fisios no se dedican a la rehabilitación y los osteos a los masajes, movilizaciones, thrust y esas cosas de osteos?

Para responder a esa pregunta, te invito a que leas el post anterior.

*NOTA:

Los países que reconocen la osteopatía como profesión sanitaria son :

Reino Unido (UK) Luxemburgo Países Bajos
Finlandia Bélgica Suecia
Dinamarca Suiza Islandia
Italia Alemania Rusia
Francia Noruega Estados Unidos de América
Portugal Chipre Australia
Malta Grecia Nueva Zelanda

Dentro de los países de la UE, están sujetos a la siguiente normativa, que por cierto, España ya debería estar haciendo avances para cumplirla:

Norma Europea EN-16686:2015

A finales de 2015 se publicó la Norma Europea EN 16686:2015 sobre “Prestación de asistencia sanitaria en osteopatía” cuya aprobación fue publicada en el BOE de 21 de enero de 2016. Dicha Norma fue elaborada por el Comité Europeo de Normalización (CEN) formado en ese momento por representantes de 34 países. La misma, especifica los requisitos y recomendaciones para la prestación de asistencia sanitaria, la dotación de instalaciones y equipos, la formación, y el marco ético para la buena práctica de la osteopatía.

De acuerdo con el Reglamento interior de CEN/CENELEC, están obligados a adoptar esta norma europea los organismos de normalización de los siguientes países: Alemania, Antigua República Yugoslava de Macedonia, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia, Suiza y Turquía.

PODEROSO CABALLERO

Se ha creado una gran polémica sobre si las medicinas/terapias naturales/alternativas/complementarias/tradicionales/no convencionales, son o no un engaño. Vamos a intentar a arrojar algo de luz

Leer más »

PODEROSO CABALLERO

Se ha creado una gran polémica sobre si las medicinas/terapias naturales/alternativas/complementarias/tradicionales/no convencionales, son o no un engaño. Vamos a intentar a arrojar algo de luz

Leer más »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Ayuda? Chatea con nosotros